APLAZAMIENTOS Y FRACCIONAMIENTOS.

Aunque ya lo comentamos en nuestra circular sobre MEDIDAS FISCALES URGENTES, del pasado diciembre de 2016, el R.D.L. 3/2016, de 2 de diciembre, BOE de 3 de diciembre, introduce en la Ley General Tributaria, y con efectos desde 1 de enero de 2017, cambios muy restrictivos en materia de fraccionamientos y aplazamientos, por lo que creemos oportuno insistir en ello, para evitar situaciones complicadas durante los plazos de presentación, en aquellos supuestos en que serán rechazadas las peticiones de aplazamiento.

Los cambios legales se sitúan en el art. 65.2 de La L.G.T., que tratan del aplazamiento y fraccionamiento de las deudas tributarias, y se concretan en los siguientes puntos:

  • 65.2.b). Las obligaciones tributarias del retenedor no podían aplazarse o fraccionarse, «salvo en los casos y condiciones previstos en la normativa tributaria». La modificación introducida suprime la excepción del párrafo entrecomillado. Por tanto, las declaraciones de retenciones no pueden aplazarse ni fraccionarse, sin excepción alguna.
  • Se introducen tres nuevos supuestos de deudas tributarias que no pueden aplazarse ni fraccionarse:
  • 65.2.e). «Las resultantes de la ejecución de resoluciones firmes total o parcialmente desestimatorias dictadas en un recurso o reclamación económico-administrativa o en un recurso contencioso-administrativo que previamente hayan sido objeto de suspensión durante la tramitación de dichos recursos o reclamaciones».
  • 65.2.f). «Las derivadas de tributos que deban ser legalmente repercutidos salvo que se justifique debidamente que las cuotas repercutidas no han sido efectivamente pagadas».
  • 65.2.g). «Las correspondientes a obligaciones tributarias que deba cumplir el obligado a realizar pagos fraccionados del Impuesto sobre Sociedades».

Debido a estos cambios, ya vigentes en el actual plazo de presentación de declaraciones, podemos concluir que NO PODRÁN APLAZARSE O FRACCIONARSE las siguientes declaraciones:

DE RETENCIONES: como los modelos 111, 115 y 123.

DE PAGOS FRACCIONADOS SOCIEDADES: modelo 202.

DE TRIBUTOS REPERCUTIDOS: modelo 303 y otros modelos específicos del IVA o de otros tributos que debieran repercutirse legalmente.

No podemos descartar que algún desarrollo normativo de última hora pudiese afectar a tales conceptos. De publicarse alguna novedad, les informaríamos a la mayor brevedad posible. Por otro lado, creemos que la posibilidad de «probar» que determinadas cuotas de IVA no han sido pagadas, sin una regulación reglamentaria del método de prueba, convierte en prácticamente inviable tratar de aplazar declaraciones de IVA.

Quedamos a su disposición para cualquier consulta o aclaración que precise.